Debido a todo lo que está pasando por el COVID 19 son momentos difíciles y de pura reflexión. Ahora que tenemos más tiempo para pensar en aquello que hacemos; si lo hacemos porque nos gusta o nuestra perspectiva ha cambiado. Si sientes que hay algo en ti que ha hecho “clic”.  Significa que ha llegado el momento de reinventarse como profesional.

Ahí viene el dilema como lo hago sin caer en el grave error sin equivocarme. Si ya lo dice el refrán popular “quién tiene boca se equivoca” pues y si como decía (Maurice Maeterlinck) “Cada vez que cometo un error me parece descubrir una verdad que aún no conocía” bienvenido al maravilloso mundo de aprender.

Reconocer la situación

Para lograr el cambio es importante conocer cuál es la situación actual tanto laboral como personal; los sentimientos y sensaciones. A veces, la realidad es difícil de reconocer por uno mismo y solo se tienen excusas para el cambio:  que si no es el momento, que si no voy a ser capaz…Lo más importante es reconocer que ha llegado el momento ya y dar el primer paso.

Sin dependencias

Llegado al punto que se tiene la actitud para reinventarse. Llega el momento de la planificación ya que no es lo mismo cambiar de trabajo de una a otra empresa a ser tu propio jefe creando tu propia empresa de la noche a la mañana. Lo claro está que no es lo mismo empezar tu proyecto teniendo hijos que no teniendo o teniendo hipoteca o estando de alquiler. Si actualmente no es posible un cambio radical profesional pues no te preocupes.  Sobre todo, piensa y planifica los tiempos pros y contras para dar el paso definitivo con mejor seguridad.

Cambiar tu forma de pensar

Fuera miedos e inseguridades para delante ya que los pensamientos negativos solo irán en contra y no permitirán que avances. El primer pensamiento positivo es saber que podemos hacerlo. Pisa fuerte!  Como hacerlo pues para auto convencerse que quién quiere puede, un súper truco es consultar a expertos en el tema, ellos pueden asesorarte hacia el camino a seguir.

Metas alcanzables

El reto está en ponerse objetivos que sean realistas. Los inicios como todo son difíciles y hay que ir cogiendo ritmo para la carrera de fondo que te espera. Por ello una vez más planificar, el tiempo y la inversión (el dinero) para el negocio online es necesario para llegar a la meta.

Déjate asesorar ayuda por profesionales   si no sabes por dónde empezar, pero tienes una idea de negocio rentable a qué esperas contáctanos  https://www.wonderworldmedia.es/

Sabemos guiar tu barco a velocidad de crucero tu compromiso es el nuestro 🌈

Deja un comentario